The Broken Realms

Invitados Inesperados

Encuentro 4

Encuentro Nvl 3 (875 xp)

3 soldados gran-trasgos (soldado)
2 arqueros gran-trasgos (artillería)
1 chaman gran-trasgo (controlador)

Lee:
“Después de una hora de viaje, se encuentra un bosque pequeño que parece buen sitio para descansar. La luna está fuera y casi llena. Se ve la silueta de una torre en ruinas justo delante con una pequeña hoguera encendida dentro. Se oye una conversación en el lenguaje duro de los trasgos y se distinguen formas humanoides moviéndose dentro.”

Cansados, mojados y helados por la marcha forzada bajo una llovizna fría, se alejaron de la ciudad y se adentraron en la falda de la montaña. La luz que vieron a través de los árboles les atrajo como polillas a la llama, atraídos por su promesa de calor y descanso. Se acercaron cuidadosamente, pero con las pisadas ruidosas de Tron y el Paladin, el sigilo era imposible. La luz venía de una hoguera improvisada en la puerta de una torre arruinada. Iluminaba las caras de los habitantes aguerridas y muy poco hospitales; Hobgoblins, Gran Trasgos, un enemigo inteligente y peligroso. Decidieron matarlos.

Tácticas
Los gran-trasgos luchan inteligente en una formación defensiva. Los soldados forman una linea protegiendo los arqueros y el chaman que luchan detrás dentro la torre.

Perception DC 12: Debe hablar Trasgo; hablan de atacar la siguiente granja esa misma noche
Stealth DC 18: Cualquier PC que lo logra tiene Sorpresa

Características de la Zona
Iluminación: Los Gran-Trasgos tienen una hoguera dentro la torre que da luz brillante hasta 10 casillas de la torre. Otras zonas están en Penumbra.
Rocas: No se puede atravesar. Atletismo DC 20 para saltar encima o DC 10 si se mueve 2 antes de saltar.
Arboles: Las hojas dan cobertura. No se puede atravesar el centro.
Laguna: Terreno difícil
Estatua: No se puede atravesar

Tesoro: 80 po y 5 caballos atados detrás de la torre

Hobgobins lair

Resumen:
La mayoría del grupo deciden que quieren rodear la torre entre los arboles para sorprender los trasgos. El jugador nuevo, Arthur, un Paladín, decide que va a cargarles el solo. Se estrella contra los soldados y recibe una buena paliza. El chaman usa su poder para cogerle y tirarle dentro la hoguera donde empieza quemarse. Los demás acuden a su rescate. La defensa de los Gran-Trasgos es altísimo cuando están en formación y la pelea dura muuuucho tiempo. Demasiado. El único momento que merece ser recordado es cuando el chaman recargó su poder de nuevo y tiró el paladín dentro la hoguera de nuevo. Al final los gran-trasgos huyen porque hay un ambiente de aburrimiento en la meas que mata. El peor pelea en toda la campaña. Aprendí muchas lecciones de esta pelea. No se repetirá.

Hobgobins lair2

Nuestros héroes intentaron rodear los gran trasgos y sorprenderlos. Sus esfuerzos eran desastrosos., su ataque descoordinado y confuso. Lo único que lograron era dividirse y poner sus vidas en peligro. Mientras Tanis y Rascabron intentaban acercarse detrás de la cobertura de los árboles, el Paladín Arthur hizo afán de su valor y cargó contra los enemigos solo. Se descubrió rápidamente lo organizados y templados que son los gran trasgos. Arthur se estrelló contra los escudos de los tres soldados que protegían los arqueros detrás, y voló de repente por el aire bajo la magia del mago que organizaba la línea defensiva, y dirigían sus ataques. Cayó en medio de las llamas de la hoguera como un saco de patatas. Sus compañeros respiraron hondo y fueron a su rescate. La batalla era larga, muy larga. No era ni glorioso ni memorable. Eventualmente cayó un trasgo debajo la espada letal de Angus, y luego cayó otro, mas por aburrimiento y cansancio que por una herida mortal. Los demás huyeron pero no antes de tirar el Paladín dentro la hoguera de nuevo. Así se hicieron con el control de la morada, y dueños de sus pertenencias, lo cual incluían cinco caballos atados a los árboles detrás de la torre arruinada. Comieron su comida, bebieron su bebida, durmieron en sus camas y se sentían satisfechos.

El día siguiente amaneció con nubes oscuros en el cielo. Se levantaron algo confusos, quizás por la cerveza o quizás era el bajón después de tanta adrenalina del día anterior. Se fueron sin mas, hablando que era mejor darse prisa y alejarse todo lo posible lo antes posible de la ciudad. Se fueron, subiendo cada ves mas la falda de la montaña, olvidando atrás los cinco caballos atados a los árboles detrás de las ruinas.

Comments

JohnDungeons

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.